ORQUESTA SINFÓNICA

-JOCSMAB-

Fundación Iruaritz Lezama

 

 

Formada por una plantilla de hasta 60 integrantes, dependiendo del repertorio interpretado realiza al menos 3 encuentros al año. El funcionamiento de los ensayos consiste en uno o más fines de semana intensivos dependiendo del repertorio a preparar. Esta formación abarca repertorio de todas las épocas, desde el barroco hasta el post romanticismo, con música escénica, sinfónica o camerística. Todos los miembros activos de la plantilla, realizan una prueba de acceso y periódicas pruebas de atril.

 

La “Joven Orquesta Sinfónica JOCSMAB” se constituye bajo el amparo y protección de la Fundación Iruaritz Lezama, haciendo gala de uno de los fines de la misma: La creación de escuelas y cualquier otro instrumento de formación en cualquier rama o actividad.

 

"En la práctica orquestal, en el trabajo colectivo está la esencia de nuestros objetivos. La orquesta siente que está cumpliendo una misión que trasciende el individualismo artístico, que trasciende al ego y que se sitúa en un plano mucho mas generoso, mucho mas humanístico, mucho mas moderno y contemporáneo. Mucho mas a tono con la exigencia actual del arte, que es el de convertirse en un instrumento de desarrollo para el ser humano y no en un exclusivo campo de desarrollo o de cultivo del ego, de una estética encerrada en sí misma, o intranscendente.

 

El desarrollo musical de los jóvenes es una barrera implacable contra la discriminación social, además de un recurso de integración y perfeccionamiento personal.

Asumir el desarrollo de la música en los niños y los jóvenes, con una continuidad y forma parte del sistema del desarrollo social. Esta demostrado que presta una inmensa contribución al desarrollo de los jóvenes, por el auge de la música por la alegría el gozo y la esperanza que trae la música a los jóvenes."

 

Dispone de uniformidad para actos protocolarios consistente en traje negro para todos los integrantes, y uniformidad de gala consistente en esmoquin y vestido.

 

Se identifica con los colores oficiales del colegio (Granate, Beich y Gris) y el escudo propio de la orquesta, consistente en un árbol con motivos laureados-musicales. El símbolo del árbol, pretende simbolizar el crecimiento y la prosperidad, con cierta similitud al árbol de las Academias del Colegio Santa María la Blanca, a las que nos sentimos especialmente ligados a través de la Academia de Música y Artes escénicas, y por otro lado al árbol del Vivero de Empresas de la Parroquia Santa María la Blanca, por nuestro deseo de ser un campo de cultivo de futuros profesionales de la música.

Mostrar más
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • LOGO SOLO